Cuando escribimos, dejamos una parte de nuestras almas en las palabras. Cuando reímos alegramos a otros con nuestras alegrías. Cuando lloramos compartimos el dolor con quienes nos quieren. Cuando vivimos, simplemente crecemos.

domingo, 29 de mayo de 2011

Y recuerdo a aquellas niñas que jugaban a ser escritoras, que se inventaban nombres extraños para sus alters egos en una historia escrita entre todas, que disfrutaban entrando en foros dónde hablar y hablar de los libros que leían, que eran tan diferentes pero que se entendían tan bien.

Han pasado los años, y ya no queda ni rastro de aquellas niñas, nuestros mundos se separaron, y algunas hemos seguido unidas a pesar de todo, pero otras no lo han hecho igual.

Y ahora que ya somos casi unas mujeres, quiero deciros que fuisteis mis más dulces compañeras, y que ahora se lo importante que fuisteis para mi.

viernes, 27 de mayo de 2011

Decir en palabras lo que no me he atrevido nunca, gritarte lo que pienso de ti, y de tu estúpido amor eterno.

jueves, 26 de mayo de 2011

No se exactamente como decirlo... como expresar como sucedió.. pero tú tus besos, tus palabras de consuelo... han vuelto a mi mente.. y es jodidamente doloroso, porque se que fui yo quien te perdió... ¿Fui una de esas personitas que recordarás cuando pasen los años? o ¿seré una de estas cicatrices en tu piel que cuando desaparecen jamás vuelves a recordar? Que miedo me da.
Inteno de verdad recordar como sucedió.. pero es como uno de esos días que marcan tu vida, sabes que han marcado tu vida porque después de ellos todo cambia, pero no recuerdas que jodida chispa fue la que lo reventó todo.
El sabor de los besos ocultados hace tiempo, de los abrazos tumbados en la playa...  esas promesas que me hiciste y que nunca llegaste a cumplir. Fueron muchas cosas, cosas que jamás nadie supo además de ti y de mi. Momentos y recuerdos que me atormetan y me impiden mirarte a los ojos.  Pasaron cosas que nos impidieron seguir adelante, pero tu comportamiento ante estos hechos fue lo que más me defraudó. Te comportaste de un modo cobarde, huyendo ante un bache, sin ni siquiera luchar por aquello que según tú era lo más hermoso que te había pasado nunca. Que decepción me llevé, la verdad fue la primera vez en mi vida que alguien me decepcionó... y creeme cuando te digo que aún nadie me ha dañado como lo hiciste tú.  Te acuerdas de lo que me decías, yo si... con sólo 13 años experimenté a tu lado cosas que no eran para mi edad, pero no importaba, daba igual que no estuviera preparada, que más daba si eras tu la personita perfecta para mi... Cual tonta piqué en tu juego sin darme cuenta de que yo no era para ti sino una más de tus estúpidas conquistas, me engañé creyendo que realmente podías haberte enamorado de mi...
Pero ha día de hoy.. casi 4 años después de que te fueras de mi vida. Te tengo que dar las gracias, porque debido a esos errores que cometi al enamorarme de ti, a día de hoy soy como soy, y aunque a veces me hagan daño, soy fuerte, ya no me derrumbo con la misma facilidad, ya no pierdo la cabeza por unas palabras bonitas, ni me muero al ver una mirada del color del mar.
Pero jodidamente, he vuelto a ver nuestras fotos, estaban ocultas en algún lugar de mi ordenador.... perdidas en el tiempo transcurrido... ; y de nuevo se me a parado la respiración al ver comos tus ojos se encontraban con los míos, he recordado esa noche de "pesca" en el muelle, y de repente en mi piel he sentido tus caricias como aquella noche las sentí. Es un asco saber que vas a estar en mi mente... que me constará ahora quitarme de la cabeza esa estúpida sonrisa pícara tuya. Pero si algo se esque no voy a volver a caer... puedes convertirte en mi mayor obsesión pero jamás volveré a pasar por el infierno de saber que realmente me utilizas.

martes, 24 de mayo de 2011

Hoy, penúltimo día del curso.. penúltimo día de mi vida de estudiante... ¿qué puedo escribir que realmente refleje el miedo y la confusión a la que me enfrento? No lo sé, extrañamente me siento ante el teclado de mi ordenador y no salen las palabras, la inspiración me ha abandonado para perimitir que en su lugar se situe la incertidumbre...
Son demasiados momentos acontecidos en un período de tiempo muy corto.. demasiadas enseñanzas a base de golpes... demasiados recuerdos que se quedan enquistados junto a palabras jamás pronunciadas.
Y esas vivencias, a veces a medias.. a veces arrolladoras han constituido un desarrollo en mi que jamás imaginé.. y que ahora recordando comienza en el primer día de clase del curso pasado.. cuando llegué a ese nuevo(para mi) instituto... un lugar en el que apenas conocia a los que habían de ser mis compañeros en estos dos cursos... a las personas que me han marcado, que han ido de mi mano en este tiempo que hemos utilizado para pasar de un lado a otro de nuestras vidas, personas que forman ya parte de esta etapa de mi vida, y que cuando cuente como fueron mis ultimos años de estudiante... ellos formarán parte de mi relato.

Y así.. mañana será el último día de mi vida de estudiante... dejaré de ser alumna... no tendré sino los maestros que me imponga la vida... que extraño resulta ¿no? Mejor dejo de pensarlo... porque el miedo está empezando a hacerse presente.. y quiero disfrutar un poco más de mi libertad.. al menos de mi ficticia libertad...

domingo, 22 de mayo de 2011

Simple pero a veces difícil de admitir.

Puede que no sepamos jamás como hubiera ido algo que no intentamos, algo que no nos permitimos vivir... Quizá el espíritu de las vivencias que nos negamos, nos atormente durante nuestra vida sin dejarnos en algún momento dormir en paz.

A lo mejor tu destino y el mío se cruzaron para demostrarnos algo, para que arriesgáramos... Pero ambos somos unos cobardes. Aún así opino que tenemos razón. Si no fuéramos tu y yo, no habrían dudas, no habrían quizás, pero tampoco habrían recuerdos, ni conversaciones interesantes. Si no fueras tu me habría arrojado al río sin dudar.... pero cuando conoces a alguien sabes donde falla, y cuando te conoces a ti mismo, sabes que no funcionaría... Además, ¿quién a dicho que un nombre, unas palabras, o un compromiso sean la verdadera muestra de respeto, de cariño y de confianza? Mi opinión es bien diferente, una amistad profunda, y sincera es un lazo de unión mucho más fuerte que ningún otro. Así que por tu bien capricornio más te vale no fallar esa amistad.(te podrías arrepentir el resto de tu vida)

jueves, 19 de mayo de 2011

El paso de los años te irá enseñando pequeña que las cosas no son blancas o negras, que quizás las personas te sorprendan, que quizás no seas quién crees ser. Encontraras enemigos, y temelos, pues los más peligrosos vendrán como amigos, te engañarán y serás como más sufrirás. Pero aún así, nunca te cierres a conocer a las personas, no debes juzgar un libro por su cubierta, mil y una veces encontraras dentro un mundo fascinante. Encontraras alguien que creeras el ser perfecto para ti, pero no te apresures, en la vida aparecerán cientos así, pero verdaderamente son compañeros en nuestro camino, su tiempo a nuestro lado es limitado, igual que el tiempo que tenemos para vivir. Sufre, llora, ama,... pero jamás permitas que las emociones te impidan ver el Sol.

Es sólo un consejo de tu hermana mayor, algo que le ha costado entender, algo que le ha costado admitir... LA VIDA ES UN CAMINO, ANDA POR ÉL SIN PERMITIR QUE LOS OBSTÁCULOS TE DETENGAN MÁS DEL TIEMPO NECESARIO. Jamás olvides que las cosas de este mundo son mortales, pero que lo que hagas puede ser inmortal.

martes, 17 de mayo de 2011

El Velero, primera parte. Algún día lo acabaré.

No hay atardecer más bello que el que se observa desde un velero en mitad del mar. Han pasado muchos años, pero aún recuerdo muy bien ese viaje, ese viaje que comenzó con una broma, la broma de hacer una travesía en velero, solos, Ángel, mi recién estrenado amigo, y yo. Todo empezó así con esa broma, pero unos meses más tarde nos encontramos buscando el velero para nuestro viaje, y lo encontramos con relativa facilidad, era una embarcación pequeña, algo antigua, pero que me transmitía muchísima seguridad, casi tanta como la que sentía al ver a Ángel.
Hacía tan sólo unos meses que nos conocíamos, pero desde el primer momento supe que él era especial, a todos los que nos acercábamos a él  nos daba una gran confianza, pero a la vez todo a su lado se transformaba en una autentica aventura.
Zarpamos un mes después de conseguir el barco, nuestra idea era la de llegar a Italia, saliendo del puerto de Denia. Cuando salimos del puerto había un impresionante amanecer en el horizonte, extraño es que en ese momento no me di cuenta, pero ahora que lo recuerdo era increíblemente hermoso, llevábamos provisiones y agua para aproximadamente un mes, que era el tiempo que teníamos planeado que durara el viaje. En nuestras mentes, o al menos en mi mente, iban las dudas, dudas de si todo aquello iría bien. Y claro, en mi interior, como ya os habréis imaginado, yo llevaba toda la emoción de una chica joven, tan tonta y romanticona como todas, aunque siempre lo intentaba tapar en esa fachada mía de dura e independiente.
La primera semana de travesía fue la más dura, Ángel me enseñó todo lo necesario para llevar bien el velero, y la verdad es que tuvo una paciencia infinita conmigo. Los días se me pasaban volando con él a mi lado, no parábamos de hablar, nos contábamos anécdotas, cosas de nuestras vidas, tanto las buenas como las malas, en esos días le abrí mi mundo como nunca se lo había abierto a nadie, y como nunca lo he vuelto a abrir. Él se encargaba de las comidas y yo de la limpieza, ya que yo y la cocina nunca nos hemos llevado muy bien. Aún recuerdo como si hubiera pasado ayer, cuando le hice una de esas deliciosas tartas de queso que me salen tan ricas, Ángel no paraba de revolotear a mi alrededor metiendo el dedo en todo los ingredientes, parecía un niño alrededor de su madre cuando ella hace su comida favorita.
A medida que pasaban los días yo encontraba miles de cosas que me hacían enamorarme más de él, sus ojos al mirar el atardecer, la media sonrisa que ponía cuando yo le contaba algo sobre mis fracasadas relaciones amorosas, o como no aguantaba la risa cuando se “enfadaba” conmigo, todo en él hacía que mi corazón se revolucionara.
A veces lo descubría mirándome mientras yo leía tendida al sol en la cubierta, y, cuando el notaba que lo había pillado se ponía rojo y seguía con lo que estaba haciendo.
Al principio de la segunda semana encontramos una preciosa y solitaria cala, en la costa de lo que el GPS decía que era Francia. Así que decidimos echar el ancla, y descansar unos días ahí. En la primera noche que pasamos en nuestro recién descubierto paraíso privado, cenamos de forma copiosa, y para finalizarla nos comimos un dulcísimo postre de chocolate que hizo Ángel. Luego cogimos una botella de vino, y nos sentamos en la cubierta, allí, muy cerca el uno del otro, permanecimos un largo rato, en silencio, contemplando la bella y enorme luna llena que se mostraba esplendorosa sobre nosotros, rodeada de un millar de increíblemente brillantes estrellas. 
De repente Ángel rompió el hermoso silencio de la noche, para decir algo aún más hermoso que ese momento:
-Danae, me alegro mucho de compartir este viaje contigo, no podría haber deseado estar ahora mismo con otra persona aquí. –
Yo iba a responderle, pero, cuando le miré vi que su cara estaba muy cerca de la mía, entonces su mano subió por mi espalda hasta mi cuello, y empujándome desde ahí, acercó aún más mi cara a la suya, y nuestros labios se unieron en un beso apresurado y lento, salvaje y contenido.

domingo, 15 de mayo de 2011

Delirios.

Y un nuevo día comienza a brillar, los primeros rallos del Sol penetran por la ventana. Me dan directos en los ojos, que aún no se han acostumbrada al aumento de luminosidad. Así que los cierro, pensando que quizá todo lo vivido realmente fue un sueño. ¿No fue eso lo que él dijo? Qué temía de que todo fuera un sueño, y que se despertarse..
No es posible, me niego a abrir los ojos, no quiero ver si fue verdad o no. El recuerdo de su cuerpo ardiente junto al mío aún está presente en mi piel. El aroma de sus besos me está persiguiendo con cada respiración.

Mejor me quedo un rato más así tumbada en el sofá, aunque extrañamente, siento como alguien me acaricia el pelo. Delirios de locura, delirios de ansias, de deseo.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Dame tu mano.

10 miseros días, pero no importa, no importará jamás, la distancia está de más 

miércoles, 4 de mayo de 2011

Bello

Bello es saber que tu vida está llena. Bello es conocer a tu alma gemela. Bello es reconocer la amistad en tus ojos.Bello es cuando me llamas solamente porque me extrañas. Bello es sonreír ante tus palabras en una pantalla. Bello es saber que cuando yo caiga tu caerás. Bello es aprender de los errores. Bello es pasar horas al telefono contigo. Bello es recordar cada momento sin que duela. Bello es seguir adelante. Bello es saber que pase lo que pase todo irá bien. Bello es saber que te quiero sin más.

BELLO ES TENER A ESTAS PERSONAS EN MI VIDA.