Cuando escribimos, dejamos una parte de nuestras almas en las palabras. Cuando reímos alegramos a otros con nuestras alegrías. Cuando lloramos compartimos el dolor con quienes nos quieren. Cuando vivimos, simplemente crecemos.

domingo, 30 de enero de 2011

La lluvia contra la ventana

La lluvia golpea mi ventana, apretujada contra el cristal por la fuerza del viento. Y yo me entretengo en ver esa eterna carrera de las gotas, a ver cual gana. Recuerdo un día en el coche, volviendo del campo y viendo las gotas en la ventanilla del coche, y ese día hice como ahora, y aposté conmigo misma cual llegaría antes a la base.  Y aunque la lluvia cae contra mi ventana, un nuevo sentimiento crece en mí, ¿seguridad? ¿confort?, creo que una mezcla de ambas, porque por una vez en mucho tiempo tengo por seguro que las cosas cambiarán en mi vida, que en unos meses nada quedará de lo que soy ahora, de las cosas vividas sólo quedará el recuerdo y un montón de fotografías. Pero, quizás por la lluvia, quizás por las conversaciones en cualquier sitio, quizás porque he crecido sin darme cuenta, he llegado a la conclusión de que algo en mi vida permanecerá, permanecerán las personas con las que he creado vínculos, con las que he hablado intensamente en la moqueta de un barco, con las que mantengo largas llamadas telefónicas, con las que simplemente siento que siempre podré contar. Esas personas se mantendrán en mi vida, y eso me asegura que sonreiré pase lo que pase.

jueves, 20 de enero de 2011

Dejó de girar

Pasan días, horas, segundos y minutos pero algo me dice que el tiempo se ha parado, y que realmente nada cambia.. todo es lo mismo, el mundo dejó de girar.

martes, 4 de enero de 2011

040111

Un día cualquiera, que marca el primer mes desde que soy feliz al 100%...

sábado, 1 de enero de 2011

010111

A veces, no sabemos que decir, para que todo sea como deseamos, para que el otro sepa lo que sentimos, solo entonces es el momento en el que una mirada lo dice todo, o en el que una sonrisa nos hace sentirnos en el mismísimo paraíso.  Momentos de esos, en los que no acercamos a alguien y sin permitir que las palabras ensucien el entorno que nos rodea, cuando sin quitar la mirada besas a esa persona que en ese mismo instante se ha transformado en lo que más te importa, en los que el corazón late tan fuerte y tan rápido que parece que quiere salir corriendo, en los que la respiración se te acelera, y todo tu cuerpo se estremece ante un simple roce.

Esos momentos, queridos míos, son los que te dicen que realmente estas enamorado, que realmente estas junto a la persona que debes estar en ese momento.

Año nuevo

Hoy, 1 de enero de 1011, quizás un día más o quizás no. Porque quien nos puede decir, que este año será mejor que el anterior, hoy la gente estará con resaca, y si no pues estarán con sueño. Hoy podría ser un día como otro, pero realmente no lo es. Realmente hoy quiero desearles a los que más quiero felicidad, porque se merecen ser felices.Y quiero que me deseen feliz año, o mejor, feliz vida, porque yo también me merezco ser feliz.
Bueno, despues de este monologo sobre este día, quiero hacer balance del año que ya he dejado atrás.
El año anterior, empezó junto a una persona que me guste o no, yo amaba, alguién que ha marcado mi vida, más por los malos momento que viví con el que por los buenos, ese año, viví buenos momentos con el, momentos que no olvidaré, pero no tantos como debería; y hoy el recuerdo de los muchos malos momentos me recuerda el porque le tengo tanta rabia. Así pasó casi todo el año, hasta aproximadamente octubre, estuve con este individuo, pero al fin esa relación acabó.Y ahora empezó una nueva etapa en mi vida, empecé a descubrir que había sido una completa estúpida, y al fin acabé abriendo los ojos. Volví a sonreir de manera sincera, y en el mes de Noviembre me volví a enamorar, lo mejor de esto esque yo no busque enamorarme, surgió así, sin más. Y en Diciembre como creció esa alegría que yo ya llevaba dentro, cuando al fin, de manera oficial pude decir que estaba con ella, ahí deje de estar simplemente contenta, a estar feliz, porque ya no podía desear nada, tenía amigos que me querían, mi familia me adoraba, y por supuesto ella estaba a mi lado. Y así empezó este nuevo año, con una familia que me adora, con unas amigos que me quieren, y con ella a mi lado; por supuesto que todos tenemos nuestros problemas, pero yo creo que casi casi que ya soy feliz.