Cuando escribimos, dejamos una parte de nuestras almas en las palabras. Cuando reímos alegramos a otros con nuestras alegrías. Cuando lloramos compartimos el dolor con quienes nos quieren. Cuando vivimos, simplemente crecemos.

viernes, 8 de julio de 2011

Mi niña!(L)

-Y sacale la lengua al mundo, sigue adelante, levantate no seas idiota, no porque tu te detengas se detendrá el resto de la vida.
+ Pero no encuentro la salida, no veo la luz, no se donde está mi lugar.
- Mírala, mira sus 6 añitos recién cumplidos, mira como te sonríe, cómo espera llegar a ser como tú... no te parece suficiente razón para seguir...enseñala a ser fuerte, a sonreír ante los problemas, enseñale todo lo que sabes, y luego espera a que ella sola recuerde lo que le enseñaste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario